Esenciales para la vida, las proteínas son responsables de una gran cantidad de funciones en el organismo. Tales como el transporte de oxígeno, protección contra patógenos, actuando como receptores de membrana y en el aumento de la masa muscular.

Por lo tanto, la búsqueda de alimentos que sean una fuente de proteínas es muy fuerte, especialmente aquellas de alta calidad, que contienen todos los aminoácidos esenciales para las funciones vitales.

La demanda de proteínas de alta calidad ha convertido a la acuicultura en un negocio muy prometedor que, según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), es el sector alimentario que ha mostrado el crecimiento más rápido en los últimos años.

Sin embargo, el costo de los ingredientes utilizados en los alimentos para peces reduce la viabilidad económica de la acuicultura, lo que representa aproximadamente el 50% de todos los gastos de esta actividad.

En este artículo debatiremos los principales desafíos relacionados con la nutrición acuática, centrándonos en los requisitos de proteínas. Además, discutiremos algunas estrategias posibles para superar estos desafíos.

¿Por qué la dieta para peces debe ser rica en contenido de proteínas?

Es importante resaltar que de todos los nutrientes presentes en la dieta  para peces, la proteína es la de mayor valor económico. Solo se encuentran 20 de los más de 200 aminoácidos que existen en la naturaleza. De estos, 10 son esenciales y no pueden estar ausentes en la nutrición de los peces.

Ellos son: metionina, arginina, treonina, triptófano, histidina, isoleucina, lisina, leucina, valina y fenilalanina. Todos estos son parte de funciones vitales para el desarrollo normal de las especies acuáticas.

Los alimentos acuícolas preparados con proteínas de origen vegetal (por ejemplo, harina de soja) son generalmente deficientes en metionina. Otra fuente de proteínas, que además de ser deficiente en metionina también tiene un bajo contenido de lisina, son las proteínas extraídas de bacterias y levaduras.

Por lo tanto;

Si desea formular un alimento utilizando estas fuentes, debe tener en cuenta que los aminoácidos mencionados anteriormente se deben incluir. Por lo tanto, es importante conocer el perfil de aminoácidos de las proteínas que se utilizarán para desarrollar un alimento acuático. Igual de importante es conocer las necesidades de proteínas de cada especie de pez para que el alimento sea adecuado para un crecimiento óptimo.

En general, las especies más pequeñas y en la etapa temprana de la vida requieren una mayor ingesta de proteínas. Las especies herbívoras y las que viven en ambientes de baja densidad necesitan una ingesta menor. Cada especie también debe consumir piensos con diferente contenido de proteínas. Por ejemplo, la tilapia necesita 35-40% de proteína en su alimentación, mientras que las truchas necesitan ingerir alimento con 40-45% de proteína.

Cuando se toman en exceso, las proteínas pueden volverse tóxicas, en casos extremos. Esto es inusual, a pesar de que ya se han observado efectos tóxicos en los peces que consumieron una dieta con altas cantidades de aminoácidos leucina.

En general, las especies más pequeñas y en la etapa temprana de la vida requieren una mayor ingesta de proteínas. Las especies herbívoras y las que viven en ambientes de baja densidad necesitan una ingesta menor.

Cada especie de pescado también debe consumir piensos con diferente contenido de proteínas. Por ejemplo, la tilapia necesita 35-40% de proteína en su alimentación, mientras que las truchas necesitan ingerir alimento con 40-45% de proteína. Cuando se toman en exceso, las proteínas pueden volverse tóxicas, en casos extremos. Esto es inusual, a pesar de que ya se han observado efectos tóxicos en los peces que consumieron una dieta con altas cantidades de aminoácidos leucina.

Más allá de la proteína en la nutrición de Peces

Los lípidos son una gran fuente de energía para los peces, ya que proporcionan dos veces más densidad de energía que las proteínas y los carbohidratos. Por lo general, constituyen del 5 al 30% (salmónidos) de la dieta del pescado, proporcionan ácidos grasos esenciales y son responsables del transporte de vitaminas liposolubles.

Los peces marinos, en particular, requieren los ácidos grasos esenciales EPA y DHA en proporciones que varían del 0,5 al 2%. De esta manera, el consumo de peces marinos proporciona a los humanos estos ácidos grasos que también son esenciales para nuestro organismo.

Los carbohidratos, a diferencia de las proteínas, son los nutrientes más baratos en la nutrición acuática. Debido a esto, generalmente se usan para abaratar el costo del alimento, disminuyendo su valor agregado. Sin embargo, a diferencia de lo que sucede con los mamíferos, los carbohidratos no son una fuente de energía muy eficiente para los peces. El consumo de 1 g de carbohidratos proporciona solo 1.6 calorías para las especies acuáticas carnívoras.

Necesarias en pequeñas cantidades, pero no menos importantes, las vitaminas ayudan al crecimiento normal de los peces. Como no son sintetizados por el organismo de los peces, deben adquirirse a través de la dieta. Tanto las vitaminas solubles en agua (complejo B y vitamina C) como las vitaminas solubles en grasa (A, D, E y K) están relacionadas con la mejora del sistema inmunológico y los efectos antioxidantes en el organismo de los peces.

También importantes para el funcionamiento de las funciones vitales de los animales acuáticos son los minerales. Los más comunes son calcio, sodio, cloruro, potasio, azufre, fósforo, hierro, cobre, zinc, selenio y magnesio. Los minerales regulan el equilibrio osmótico y ayudan en la formación e integridad de los huesos.

Los desafíos de la dieta de proteína en los peces

 La proteína en la nutrición de los peces es el nutriente más caro y tiene varios desafíos relacionados con ellos. El primero de ellos ya se ha mencionado brevemente en este texto. Algunos alimentos, por razones económicas, tienen su contenido de proteínas parcialmente reemplazado por carbohidratos.

El principal problema con este reemplazo es el hecho de que los peces no tienen la misma capacidad de usar carbohidratos como fuente de energía en comparación con los mamíferos, especialmente cuando se trata de peces carnívoros y peces de agua fría.
Otro problema es la escasez de buenas fuentes de proteínas. La harina de pescado, el ingrediente más deseado para el uso de alimento, enfrenta problemas ambientales.

Por lo tanto;

Existe una demanda de ingredientes alternativos que contengan proteínas de alta calidad, con alta digestibilidad y todos los aminoácidos esenciales para el desarrollo adecuado de los peces.

Se han realizado muchas investigaciones sobre la viabilidad del uso de proteínas de origen vegetal para la producción de alimentos para peces. El problema con estas fuentes es la presencia de factores antinutricionales como los inhibidores de tripsina, glucosinolatos, gosipol, ácido fítico, entre otros. Estos compuestos tienen efectos adversos sobre las funciones metabólicas de los peces.

También hay una escasez de información relacionada con los requerimientos de proteínas de ciertas especies de peces, especialmente cuando hay un cambio en el medio ambiente donde se crían los peces. Por lo tanto, se debe realizar un mayor número de estudios para llenar este vacío.

¿Qué estrategias se pueden utilizar para superar estos desafíos?

La búsqueda de ingredientes alternativos a la harina de pescado se ha convertido en una de las líneas de investigación más solicitadas en el campo de la nutrición animal en la actualidad. Algunos trabajos de investigación sobre modificaciones genéticas de las fuentes de las plantas para reducir los factores antinutricionales que impiden su uso en la nutrición acuática.

También existe la alternativa de usar fuentes de proteínas animales. El desafío en este campo es reducir el contenido de cenizas y los niveles de grasas saturadas para aumentar la eficiencia de uso por parte del organismo de los peces. Para sortear la escasez de estudios sobre los requerimientos de proteínas de las especies acuáticas, la investigación en el campo de la nutrigenómica ha avanzado en conocer el contenido exacto de cada nutriente que ciertas especies deberían consumir.

Conclusión 

Los peces necesitan una ingesta de proteínas controlada que contenga todos los aminoácidos esenciales para su crecimiento y desarrollo. El problema económico y la escasez de buenas fuentes de proteínas hacen de este nutriente el más caro en la nutrición acuática. Debido a esto, se están estudiando fuentes alternativas prometedoras y, en algunos casos, ya comercializadas, para satisfacer esta demanda.

Autor: brf Ingredients

Fuente: International Aquafeed

PERFIL DE BRF Ingredients

Tambien te podria interesar

Últimos Videos

Dejar un Comentario

Tu email nunca será publicado. Los campos marcados con (*) son obligatorios.

NEWSLETTER

PUBLICIDAD

DESCARGAR APP

QR Code

PUBLICIDAD