Los langostinos son los recursos pesqueros más valiosos en Mozambique, por lo que conocer mejor cómo se cultivan estas especies puede ayudar a los líderes de la industria a analizar los muchos beneficios que el sector del camarón de Mozambique aporta al país. Este artículo analiza la industria de productos del mar, la cual se basa principalmente en la captura, con el fin de comprender mejor el sector.

La pesca industrial en Mozambique se realiza principalmente a través de empresas conjuntas entre el gobierno y empresas extranjeras, principalmente de Japón y España. Las principales especies comerciales en Mozambique son la langosta, los cangrejos, la gamba (langostinos de aguas profundas), los langostinos de aguas poco profundas, los cangrejos de río y los calamares. Las langostas, los langostinos de aguas poco profundas y la gamba son las principales especies exportadas.

La industria de la pesca del camarón, con sede principalmente en Beira, Quelimane y Maputo, está principalmente orientada a la exportación y representa una importante fuente de ingresos para el país. La producción de camarón a gran escala proviene de dos importantes empresas comerciales, Pescamar y Efripel, que recientemente han comenzado una cooperación conjunta. Su captura se congela directamente a bordo de sus barcos de pesca, antes de ser exportada a Asia y la Unión Europea.

La pesca artesanal y en pequeña escala en Mozambique desempeña un papel importante en la contribución a la economía nacional. Este sector proporciona empleo, ingresos y una fuente de proteína sostenible y de origen responsable a la mayoría de las comunidades costeras.

La pesca artesanal en Mozambique consiste en individuos o pequeños grupos de pescadores que trabajan de forma relativamente independiente. Hacen uso de barcos pesqueros propulsados por el viento o por mano y utilizan redes de cerco de playa, redes de enmalle y palangres para pescar.

En general, las actividades artesanales marinas se desarrollan a lo largo de todo el litoral y son especialmente importantes en las provincias de Nampula, Zambezia, Safala, Inhambane y Maputo.

Biodiversidad del camarón de cultivo

De las muchas variedades de langostinos de aguas poco profundas que habitan las aguas de Mozambique, el camarón banana (Fenneropenaeus merguiensis) es el que se cultiva con mayor abundancia. Se estima que el camarón banana constituye hasta un 60 por ciento de las capturas de camarón en aguas poco profundas. Otras especies clave incluyen el camarón banana de patas rojas (Fenneropenaeus indicus) y el camarón moteado (Metapenaeus monoceros).

Otras especies de langostinos de aguas someras menos prominentes pero aún cultivadas incluyen el camarón kuruma (M. japonicus), el langostino occidental (Melicertus latisulcatus), el langostino tigre gigante (Penaeus monodon) y el langostino tigre verde (P. semisulcatus).

Muchos camarones de aguas profundas también se cultivan en Mozambique, incluido el camarón cuchillo (Haliporoides triarthrus), el camarón rojo gigante (Aristaemorpha foliacae), el camarón azul y rojo (Aristeus antennatus), el camarón escarlata (Plesiopenaeus edwardsianus) y el camarón guadaña (Penaeopsis balssi) .

Varios estudios han destacado las variaciones en la captura de camarones de aguas poco profundas en el Sofala Bank en el centro de Mozambique. Las fluctuaciones mensuales, estacionales y de un año a otro son ocurrencias comunes cuando se pesca en el río Zambezi.

Los análisis de correlación muestran que la tasa de captura está directamente relacionada con la escorrentía del río. La abundancia anual de langostinos puede predecirse basándose en la escorrentía del río en la temporada de lluvias. Durante años con una estación seca bien definida y un inicio tardío de la estación húmeda, parece haber un cambio en la distribución del tamaño hacia los camarones más grandes que son más abundantes.

Liberaciones de agua planificadas

Se pueden utilizar ciertas regulaciones locales para mejorar la producción de camarones a lo largo del río Zambeze, asegurando liberaciones de agua bien planificadas. De hecho, aunque la construcción de represas río arriba puede tener poco efecto en la escorrentía promedio de los ríos, aún puede alterar las variaciones estacionales en el patrón de escorrentía.

Los estudios sugieren que muchas especies de camarones presentes en las aguas de Mozambique prefieren sustratos arenosos, mientras que otras eligen áreas ricas en macrófitas sumergidas. Algunos camarones parecen favorecer los canales fangosos de los manglares, aunque algunos también pueden requerir vegetación marginal o flotante para actuar como criaderos. Por el contrario, especies como el camarón peregrino (Metapenaeus stebbingi) parecen preferir áreas tranquilas con mínima acción de las olas, mientras que el camarón moteado prefiere áreas más extendidas y puede hacer frente a salinidades muy bajas.

Los administradores de sistemas costeros deben, por lo tanto, intentar mantener una diversidad de biotopos dentro de sistemas más grandes porque, incluso si las postlarvas ingresan a un estuario, las poblaciones de juveniles no se desarrollarán si su hábitat específico ha sido destruido y varias áreas de manglares están amenazadas en Mozambique. Esto es especialmente cierto en la bahía de Maputo, el delta de Limpopo y el banco de Sofala, donde se produce una gran cantidad de cultivo de camarón.

Satisfacer la demanda 

Un gran desafío al que se enfrenta la industria camaronera en Mozambique es satisfacer la demanda. La captura incidental de langostinos no es mucho mayor que la captura objetivo de camarones y, como resultado, la mayor parte de lo que se captura se descarta. Debido a las altas tasas de captura incidental y la variedad de especies capturadas (incluidas las grandes especies pelágicas y los tiburones, predominantemente en las redes de arrastre de aguas poco profundas), es probable que se produzcan efectos en cascada en el ecosistema.

Debido al uso intensivo de las aguas y los recursos pesqueros, se están implementando medidas de gestión para asegurar la sostenibilidad del camarón, tanto ahora como en el futuro. Se han establecido modelos económicos para asegurar una gestión adecuada y eficiente de la pesca, con esta normativa actualizada anualmente por el Instituto de Investigacao Pesqueira (IIP).

Autor:  Dr Gianluigi Negroni de ALVEO Scarl, Italia

Fuente: International Aquafeed 

 

Tambien te podria interesar

Últimos Videos

Dejar un Comentario

Tu email nunca será publicado. Los campos marcados con (*) son obligatorios.

NEWSLETTER

PUBLICIDAD

DESCARGAR APP

QR Code

PUBLICIDAD