En la Nor-Fishing Foundation estamos muy ocupados preparando la exposición y conferencia Aqua Nor 2023, que se inaugurará el 22 de agosto en Trondheim (Noruega).

Este año observamos un fuerte aumento del interés de los visitantes y expositores internacionales. Entre los posibles visitantes, abundan las empresas y particulares de países en desarrollo, sobre todo de Asia y África. 

Celebramos este interés, por supuesto, pero también nos preocupa un poco que los visitantes esperen demasiadas mejoras, y demasiado rápidas, en su propio sector acuícola. Cuando personas que nunca se han dedicado a la acuicultura acuden a la exposición y esperan una receta rápida para enriquecerse en un abrir y cerrar de ojos, es inevitable que se lleven una decepción. Crear una empresa de acuicultura no se hace deprisa, y la tecnología avanzada no es necesariamente la respuesta. 

Con todo el interés que estamos viendo en África, he pensado mucho en el desarrollo de la acuicultura africana. Hasta los años noventa, la producción era muy baja, menos de 100 000 toneladas en todo el continente. La producción comenzó a aumentar a finales de siglo, y luego creció de forma constante hasta aproximadamente 2018 - 2019. En 1990, la producción total de la acuicultura africana era de sólo 90.000 toneladas. En 2021, había aumentado a más de 2,4 millones de toneladas.

Sin embargo, la evolución más notable fue el rápido aumento del valor de la producción acuícola africana. El valor de primera mano de la producción acuícola africana pasó de 165 millones de dólares en 1990 a más de 5.600 millones de dólares en 2021.

Pero más del 65% de la producción acuícola africana procedía de un solo país: Egipto. La evolución en Egipto ha sido rápida y basada en la tecnología. El resto de África se está quedando atrás. Incluso en un país tan avanzado como Sudáfrica, donde muchas explotaciones acuícolas están bastante avanzadas, ¡la producción total en 2021 fue de sólo 10.525 toneladas! 

De vez en cuando nos piden que hagamos una lista de lo que hace falta para desarrollar la acuicultura, no sólo en África, sino en cualquier parte. En mi opinión, estas son algunas de las cosas necesarias:

  • Capital, 
  • Conocimiento, biología
  • Tecnología
  • Infraestructura
  • Mercados

El capital riesgo para invertir en la acuicultura africana ha sido y sigue siendo un problema. Esto se debe principalmente a la incertidumbre de los inversores sobre el riesgo político, la corrupción y la propia industria. Los bancos y las compañías de seguros no conocen bien el sector, por lo que lo rehúyen. Pero, según mi experiencia, se interesan si alguien puede guiarles. 

Ha habido una falta general de conocimientos sobre acuicultura en África, sobre biología y sobre cómo diseñar y explotar granjas acuícolas. Sin embargo, esta situación está cambiando gracias a las autoridades, las universidades, las organizaciones internacionales y, no menos importante, las organizaciones del sector, como la recién creada WAS African Chapter. Algunos inversores con los que he estado en contacto han resuelto el problema de la falta de experiencia en piscicultura contratando a expertos del extranjero para el periodo de diseño y las operaciones iniciales. Aunque pueda parecer una solución cara, resulta ser un seguro muy eficaz contra los errores.

Un gran problema hasta ahora ha sido la falta de infraestructuras adecuadas. En muchos países africanos, las carreteras, la electricidad, el suministro de agua, las comunicaciones, etc. son insuficientes. En mi opinión, esto sigue siendo un problema en muchos países, pero en otros está mejorando. Sin infraestructuras adecuadas, el desarrollo de la acuicultura resulta difícil y caro. 

En mi opinión, muchos proyectos de inversión en acuicultura, - no sólo en África, sino en todas partes -, no han conseguido obtener una buena estimación del potencial del mercado antes de realizar la inversión. La demanda de pescado en África es muy buena, pero ¿por qué tantos proyectos basan sus planes en producir para los mercados de exportación? El mercado local es a menudo la mejor manera de empezar, y mucho más barato de servir que un mercado de exportación lejano.

Por último: la tecnología. Sí, la tecnología utilizada en muchas explotaciones acuícolas africanas es anticuada, tradicional y poco eficaz. Para poder adquirir y utilizar tecnología moderna, lo más frecuente es que la empresa tenga que ser de cierto tamaño. La tecnología cuesta dinero, por lo que el coste debe distribuirse entre una gran producción. Muchos proyectos de acuicultura en África tienden a centrarse en operaciones a pequeña escala, del tipo "patio trasero". Creo que esto dificulta un amplio desarrollo de la acuicultura africana. 

Muchas personas interesadas en la acuicultura en África parecen compartir esta opinión, y probablemente por eso acuden a Aqua Nor y a ferias similares de alta tecnología. Pero cuando estos visitantes regresan a casa, pueden encontrarse con otro obstáculo para el desarrollo del sector: el conservadurismo general de la gente de la pesca (y la agricultura). En general, según mi experiencia, muchos operadores de la pesca y la acuicultura tradicional tienen miedo de hacer cambios, porque eso significa que tienen que sumergirse en un campo nuevo y desconocido, de soluciones de alta tecnología y ciencia complicada. 

Tambien te podria interesar

Últimos Videos

Dejar un Comentario

Tu email nunca será publicado. Los campos marcados con (*) son obligatorios.

NEWSLETTER

PUBLICIDAD

Magazine

DESCARGAR APP

QR Code

PUBLICIDAD