Sustituyendo harina de pescado por ingredientes vegetales.

Actualmente, más del 50 por ciento del suministro de camarón proviene de la acuicultura. La industria del camarón es uno de los consumidores dominantes de harina de pescado en el sector de la acuicultura.

Sin embargo, para satisfacer la demanda de una industria en crecimiento frente a un suministro limitado de ingredientes marinos, los fabricantes de piensos han disminuido la inclusión de harina de pescado en las dietas comerciales. En 2000, 19-40 por ciento de harina de pescado se incluyó en el alimento para camarones, sin embargo, se redujo a 11-23 por ciento en el 2014.

A lo largo de los años, y en respuesta al aumento del precio de la harina de pescado,  se están buscando alterativas para su sustitución  apratir de ingredientes vegetales. Este enfoque es ampliamente reconocido como más respetuoso con el medio ambiente debido a la reducción de la presión sobre el medio ambiente marino.

Sin embargo, la sustitución de la harina de pescado en los alimentos acuícolas por ingredientes vegetales puede no ser tan beneficiosa para el medio ambiente como muchas personas piensan, según un nuevo estudio.

Esta investigación fue realizada por un equipo internacional y multidisciplinario de expertos y académicos de la industria de la acuicultura que incluyen: MatureDevelopment BV (Holanda); Instituto de Acuicultura, Universidad de Stirling (Reino Unido); Instituto de Investigación para la Agricultura, la Pesca y la Alimentación (Bélgica); Mexico Aquaculture Research Inc (Mexico); Asociación de Profesionales Internacionales de Productos del Mar (Australia); Acuicultura sin fronteras (Estados Unidos); La Universidad Tecnológica del Mar de Tamaulipas (México); IFFO, The Marine Ingredients Organization (Reino Unido); Universidad de Utrecht (Holanda); Universidad de Zurich (Suiza); y Harper Adams University (Reino Unido).

El estudio evaluó el impacto en los recursos marinos y terrestres, como los peces, la tierra, el agua dulce, el nitrógeno y el fósforo al modelar la sustitución incremental de la harina de pescado, de 20 a 30 por ciento a cero, por ingredientes vegetales.

Esto incluye ingredientes, como el concentrado de harina de soya, el concentrado de harina de colza, el concentrado de proteína de arveja y la harina de gluten de maíz, comúnmente incluida en los alimentos modernos para camarones para las dos principales especies de camarones producidas a nivel mundial, el camarón blanco (Litopenaeus vannamei) y el camarón tigre negro (Penaeus monodon ).

Los resultados muestran que la sustitución completa de la harina de pescado por los ingredientes de las plantas podría llevar a una creciente demanda de agua dulce (hasta un 63 por ciento), tierra (hasta un 81 por ciento) y fósforo (hasta un 83 por ciento). Estos son aumentos significativos, ya que solo una parte del 20-30 por ciento del alimento está realmente sustituida.

Esto se debe principalmente a la inclusión de cultivos intensivos en recursos y sus ingredientes derivados para cumplir con los requisitos nutricionales, como el concentrado de harina de soja, el concentrado de harina de colza y el concentrado de proteína de arveja. Estos ingredientes aumento su uso considerable en agua dulce, tierra y fósforo.

Sin embargo, la demanda de nitrógeno se mantuvo relativamente estable en la mayoría de los escenarios, lo cual es causado por cultivos que requieren poco o ningún fertilizante nitrogenado, debido a su capacidad para fijar nitrógeno de la atmósfera. Sin embargo, algunos de estos cultivos utilizan relativamente más fósforo, lo que explica el aumento de la demanda de este valioso recurso, que ya se encuentra fuertemente bajo la demanda agrícola existente.

Requisitos dietéticos complejos

Además, se debe tener en cuenta que la sustitución completa de la harina y el aceite de pescado con ingredientes de origen vegetal, sin afectar el rendimiento de los camarones, es muy difícil. Esto es causado por los complejos requerimientos dietéticos de las especies de camarón. Por lo tanto, un pequeño porcentaje de aceite de pescado permanece en la dieta cuando se sustituye toda la harina de pescado, lo que explica la demanda restante de pescado en la formulación del alimento.

La creciente dependencia de los ingredientes de las plantas podría llevar a la competencia por los cultivos agrícolas de un sistema terrestre y sus recursos esenciales, que ya están bajo presión para satisfacer la demanda mundial de alimentos, piensos, biocombustibles y materiales de base biológica.

Estas presiones adicionales sobre los recursos agrícolas esenciales podrían llevar a implicaciones socioeconómicas y ambientales, que podrían afectar la resistencia del sistema alimentario mundial. Además, la creciente dependencia de los ingredientes vegetales para los alimentos acuícolas también podría afectar el valor nutricional de los peces de cultivo.

Una excesiva dependencia en el uso de ingredientes vegetales para la acuicultura podría llevar a efectos nocivos sobre el medio ambiente e impactar indirectamente en la salud humana al alterar el valor nutricional de los productos de la acuicultura, lo que probablemente subestima los impactos de esta transición de alimentos.

En consecuencia, aunque la producción de alimento para camarones (o alimento acuático en general) utiliza solo un pequeño porcentaje de la producción mundial, un cambio de la harina de pescado a los ingredientes vegetales no debe darse por sentado como una solución sostenible, a una rápida expansión  de la Industria de la acuicultura del camarón.

Potencial para mejorar

Existe un gran potencial para mejorar la sostenibilidad de los alimentos en el culivo del camarón. Primero, la harina de pescado se puede usar de manera más estratégica en varias formulaciones de alimentos acuícolas. Esto requiere más investigación e innovación para optimizar su valor en relación con los ingredientes alternativos.

La gestión estratégica y la utilización de los subproductos del pescado muestran el potencial de una mayor eficiencia en el uso de los recursos de los valiosos recursos marinos. Además, la mejora de las proporciones de conversión alimenticia, las corrientes laterales de hasta el 30-40 por ciento del sistema alimentario global y las nuevas fuentes de proteínas podrían permitir soluciones aceptables para complementar la harina de pescado de alta calidad.

Los suplementos prometedores incluyen el uso innovador de subproductos y nuevos ingredientes, como la biomasa microbiana, la harina de insectos, las levaduras, las micro / macroalgas y las macrófitas. Todas estas opciones deben ser exploradas más a fondo. Además de sistemas de producción innovadores, como la acuicultura multitrófica integrada (IMTA), los sistemas de biofloc y la acuicultura, reduciendo el uso de piensos y sus recursos incorporados.

Tal estrategia de alimentación contribuiría a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. Esto permitiría a la industria del cultivo de camarón operar y contribuir de manera sostenible a la seguridad alimentaria mundial y a la economía, proporcionando productos acuícolas tan necesarios y altamente valiosos desde el punto de vista nutricional.

El documento, 'El enigma de la sustentabilidad de la sustitución de la harina de pescado por ingredientes vegetales en alimentos para camarones', está disponible en la revista de acceso abierto 'Sostenibilidad'.

Autores: Wesley Malcorps, Estudiante de Doctorado del Instituto de Acuicultura de la Universidad de Stirling, RU y Björn Kok, Gerente de MatureDevelopment BV (Holanda)

Fuente: International Aquafeed

Tambien te podria interesar

Últimos Videos

Dejar un Comentario

Tu email nunca será publicado. Los campos marcados con (*) son obligatorios.

NEWSLETTER

PUBLICIDAD

DESCARGAR APP

QR Code

PUBLICIDAD